No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

BATMAN DE GRANT MORRISON (INTERLUDIO): PAUL DINI Y CORAZÓN DE SILENCIO

                En el estudio “pormenorizado” que estamos haciendo del Batman de Morrison, hay que hacer un pequeño paréntesis para hablar de uno de los arcos argumentales de la franquicia del murciélago que no salió de los lápices del escocés, y pese a ello, se encuentra imbricado en el desarrollo de su trabajo, llevado a cabo con una excepcional calidad, con guiones de Paul Dini y dibujos de Dustin Nguyen.


                Corazón de Silencio se publicó en Detective Cómics, con el sello de Batman RIP en la portada, como lo hicieron casi todas las colecciones de la franquicia del Murciélago durante el tiempo que duró la saga de ese nombre en Batman. Pero mientras que en Nightwing o Robin la inclusión del sello Batman RIP parecía meramente anecdótica o ligada al marketing, Dini supo incluir su trabajo dentro del evento, pero contando con su propia perspectiva y realizando el que probablemente haya sido su mejor arco en Detective Comics.

                Tras la resurrección de Ra´s al-Ghul, Dini vuelve a sus historias cortas para explicarnos el origen de la armadura que Talía le entregara a Batman en los números relacionados con el regreso de su Ra´s, y que resultaría ser “El Traje de los Pesares”, una especie de vestidura maldita relacionada con la Orden de San Dumas, y por lo tanto, de forma remota, con Azrael (argumento que sería revisado más adelante), para luego volver a la trama que llevaba desarrollando desde tiempo atrás, con el origen y las acciones de la nueva Ventrílocua.


                El arco del que nos ocupamos en este post, Corazón de Silencio, parte de una premisa muy sencilla. Tommy Elliott, el genial Silencio, personaje creado por Jeph Loeb y Jim Lee en Batman: Silencio, escucha rumores de que algo llamado El Guante Negro planea destruir a Batman, y toma la decisión de, antes de permitir que nadie acabe definitivamente con el Murciélago, debe hacerlo él. Silencio es el verdadero protagonista de Corazón de Silencio, en estas páginas, Dini profundiza en la infancia de Tommy Elliott, nos muestra cómo fue el crecimiento de este joven psicópata que con sólo nueve años tratara de matar a sus padres y que culpara a los Wayne de la supervivencia de su madre, que le tuvo atado durante años. Silencio odia a Batman, y sabe que es Bruce Wayne, y ya una vez consiguió organizar a muchos de los enemigos del Murciélago en un ataque contra él. En Corazón de Silencio, Silencio decide atacar a Bruce a través de aquellos más cercanos a él, y aunque en esos momentos, Bruce está enredado en una relación romántica con la modelo Jezebel Jet, Tommy decide que sólo ha habido una mujer capaz de “robar” el corazón de Bruce. Utilizando al Espantapájaros como pantalla de humo para entretener a Batman, Silencio atrapa a Catwoman y le extirpa el corazón, dejándola viva sólo a merced de una máquina diseñada por Víctor Fries. Batman debe encontrar el corazón de Selina Kyle, y hacerlo a tiempo de salvarle la vida, por lo que se embarca en una carrera contra reloj en la que tiene todas las de perder. Porque incluso el ataque a Catwoman no es más que una parte más de un complejo plan en el que Silencio pretende ocupar el lugar de Bruce Wayne, acabar con Alfred, Robin y Nightwing, y luego desaparecer con la fortuna Wayne en sus bolsillos. Sin embargo, los aliados de Batman y el propio Hombre Murciélago sobrepasan las expectativas de Silencio, y acaba sufriendo un aparatoso accidente al enredarse las vendas de su rostro con las aspas de un helicóptero en el interior de la Batcueva.


                Catwoman sobrevive gracias a Batman, Mister Terrific y el Doctor Midnight, y tiene su propia (y original) venganza planificada contra Silencio. Pero lo cierto es que, como Tommy Elliott sabía, el Guante Negro planeaba un ataque contra Batman…

                Y ese ataque tendría lugar Batman: RIP…