No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 20 de diciembre de 2012

UN CUENTO ANTES DEL FIN DEL MUNDO

                Podía notar el peso del tiempo caer sobre sí mismo. Los segundos se esfumaban, volaban, desaparecían corriendo hacia un fin anunciado, previsto, predicho. Los minutos se alargaban en una cuenta final sin vuelta de hoja, y la siguiente hora sería la última.
                Tic
                Tac.
                Tic
                Tac.
                La ironía estaba servida. Incluso “tic” rimaba en asonante con “fin”. El último segundo se acercaba imparable, ineludible. La espada de Damocles. El veneno de serpiente sobre los ojos de Loki. El avance inevitable de Juggernaut.
                Tic.
                Tac.
                Tic.


                -¡Paco! ¡Trae una pila! ¡Hay que cambiar la del reloj!



Aquí os dejo mi aportación a la iniciativa "Un cuento antes del fin del mundo", lanzada por Acuática en su blog, No me vengas con historias, en el que además podréis ver al resto de los participantes de tan original idea.

¡¡Espero que os guste!!

6 comentarios:

Mavado dijo...

A mi me ha encantado. Bravo. :)

Ximens dijo...

Anda que ya le vale, pedir pilas para un tiempo agotado. vaya susto que se pegaría el amigo. Un gusto pasar por aquí antes del fin.

Thanos_Malkav dijo...

Jajaja, ¿sabes qué se me había ocurrido una idea parecida?

Hasta en el fin del mundo estamos conectados Tomás ;)

Rosa dijo...

Jjajjaja gracias por las risas finales.

Saludos de fin desde el aire

Acuática dijo...

Jejeje, menudo giro final Tomás. Las esposas, siempre quitando importancia a los momentos épicos, y los hombres, tan flipados como de costumbre :P
¡Gracias por haber participado!:)

Puck dijo...

jeje ojalá siempre fuera tan fácil esquivar el final, con una pila nueva..continuará. Me gustó.
saludillos